Libérate de las Compulsiones Alimentarias con Aceites Esenciales e Hidrolatos

El comportamiento alimentario es una cuestión de equilibrio, un sabio equilibrio que se encuentra bajo la influencia de los sistemas digestivo, hormonal y de la esfera psicológica. El apetito puede precipitarse, rebasar la voluntad y frustrar el equilibrio fisiológico.

Gracias a que sus componentes aromáticos volátiles se dirigen al gusto y al olfato, los aceites esenciales pueden contrarrestar algunas desviaciones del comportamiento alimentario.

Los excesos en la mesa, el picoteo o las compulsiones, empujan hacia abajo tanto al cuerpo físico como a la esfera psico-emocional. Estas desviaciones aportan sistemáticamente pesadez, ralentización, hinchazón de vientre, fatiga, debilidad inmunitaria, dejadez y pensamientos negativos que pueden incluso conducir a la depresión y a un sentimiento de culpabilidad.

Los alimentos constituyen la materia sobre la que el conjunto del ser se apoya para vivir y evolucionar en su entorno. La salud de los intestinos refleja también el equilibrio de los pensamientos y de las emociones, y se le conoce como «el primer cerebro emocional». El comportamiento alimentario es, por lo tanto, el resultado de un sutil equilibrio entre las necesidades energéticas fisiológicas de energía, el metabolismo y las necesidades hedónicas, es decir, la búsqueda/obtención del placer. Cuando el equilibrio se rompe, reconducir hacia una conducta adecuada sugiere un enfoque completo, a saber: digestivo, alimentario y psico-emocional, incluso endocrino.

En este tema de salud de plena actualidad, que es la higiene alimentaria, está demostrado que cuando los aceites esenciales acompañan en el día a día, conducen progresivamente a un desprendimiento, a una necesidad de aligeramiento, de depuración, y a una autorregulación muy natural que modifica el comportamiento alimentario hacia hábitos más saludables que garantizan el estado de salud.

Los Aromáticos, conocidos desde la noche de los tiempos…

Las plantas con esencias aparecieron en el planeta hace 300 millones de años. Odorantes y gustosas, se han integrado en nuestra vida cotidiana y en nuestra alimentación, siendo al mismo tiempo una fuente de placer y de salud.

La flora aromática ha co-evolucionado paralelamente a la flora bacteriana intestinal desde el punto de vista de la adaptación, de la evolución y de los procesos vitales. En perfecto re-co-nacimiento, los AE obtenidos por destilación hoy en día, son externalizados y puestos al servicio de la salud humana de forma concentrada. En nuestras sociedades de consumo, donde la búsqueda del placer prima sobre el mantenimiento de la salud, donde nos situamos más en el espíritu de «vivir para comer» que en el de «comer para vivir», es cualquier cosa salvo una casualidad que los aceites esenciales vuelvan a aparecer en escena.

No es un efecto de moda, sino más bien una necesidad inevitable y a menudo inconsciente de pureza, de autenticidad e incluso de evolución espiritual. Todas las moléculas aromáticas -y más concretamente las obtenidas de plantas alimentarias-, se adaptan para sostener la digestión, el metabolismo e incluso el comportamiento alimentario, regulando los antojos. Son garantía de ligereza, de tono y de energía, y si se consumen por vía oral al final de cada comida, aportan un bienestar digestivo inigualable. Estos beneficios se hacen sentir inmediatamente en la boca, el vientre y la cabeza. Por lo tanto, ejercen un efecto global, al mismo tiempo digestivo, nervioso, químico y psicológico.

Un Ritual para Frenar tu Avidez

El apetito es estimulado por factores más amplios que las necesidades fisiológicas. Los alimentos estimulan los sentidos visuales, olfativos y gustativos, y también participan en la modificación de los controles fisiológicos. Nutrirse, función de supervivencia, está directamente relacionada con la búsqueda de placer y el comportamiento hedónico. La estimulación química por el sabor es captada por las papilas situadas bajo la lengua; el aspecto del alimento es percibido por los ojos; su olor es recibido por la nariz (vía externa); su sabor es captado por las fosas retro-nasales (vía interna); y las sensaciones táctiles y térmicas se desarrollan durante la masticación.

El placer que aporta la ingesta alimentaria es uno de los elementos necesarios para la saciedad. Y, a la inversa, la búsqueda insaciable del placer, conduce al desbordamiento y a un comportamiento desviado debido, entre otros, a la presencia de alimentos adictivos, como el azúcar. La industria agroalimentaria innova «navegando» por este nicho (oportunidad) inagotable: cada vez más sabor, más cremosidad, más colores, más sensaciones…

El universo de los aromáticos, presente en dosis fisiológicas en las plantas, se respira por la nariz, se degusta por la boca y lleva, según las afinidades de cada uno, al placer o al desagrado. Este placer conduce a una saciedad diferente a la de los alimentos azucarados y grasos, una saciedad por el gusto desprovisto de registro adictivo o desequilibrante para el metabolismo.

Las esencias cítricas, que evocan el registro apetitoso, se aprecian de una forma casi universal. No sólo apoyan el hígado y la digestión, sino que también procuran sensaciones agradables que nos transportan a la infancia, conectando con el gozo, la ligereza, la vida y la alegría.

Su concentración en estado de esencia, muy superior a la del vegetal, permite actuar sobre el organismo a un nivel terapéutico para restablecer el estado de salud. Utilizados en un «ritual» (descrito más abajo en el modo de empleo de la fórmula propuesta), sus efectos pueden ayudar a regular la noción de ingesta alimentaria.

En el momento de una pulsión alimentaria, aplicar la sinergia por vía olfativa, juega el papel de sustituto olfativo del placer aportado por los alimentos. La ingesta alimentaria es entonces desplazada con respecto a la pulsión y, cuando el alimento se ingiere, el placer será menos intenso de lo esperado. Progresivamente las compulsiones alimentarias se irán espaciando y se calmarán. Este ritual, junto con la aportación de los activos aromáticos, participa en el trabajo de abandono (abstinencia) y permite con el tiempo recuperar un comportamiento alimentario controlado.

Estos sustitutos olfativos no presentan ningún fenómeno de dependencia hacia los aceites esenciales, que se volverán progresiva y naturalmente inútiles cuando se restablezca el equilibrio.

La esencia de Pomelo, Citrus paradisii, viene directamente del paraíso. Un placer sin nombre cuando se desliza bajo las papilas, una información instantánea del jardín de las delicias, donde abundan los colores, las formas, todos frescos y rebosantes de vida. Depositarla en la boca (pura o diluida) repetidamente a lo largo del día, esta esencia contribuye también a disminuir los apetitos desbordantes y permite controlar mejor el aporte de calorías gracias a sus propiedades anorexígenas (supresoras del apetito).

En cuanto a la Naranja dulce, es un verdadero bombón, completa el sabor del Pomelo para crear un dúo de cítricos de lo más detonante.

Apoyar la Esfera Psico-Emocional y la Voluntad

Una compulsión alimentaria no es sólo una búsqueda desenfrenada de placer, sino también un fuerte aumento del estrés. Por ello, sería una lástima no incorporar a esta sinergia de cítricos otros aceites esenciales que actúan sobre la gestión de las emociones.

Para poder acceder el resto del Artículo, así como a todos los Contenidos Premium, necesitas comprar una Suscripción (10€ al mes, sin compromiso de permanencia).  COMPRAR AHORA.
o  Inicia Sesión si tienes activa tu Suscripción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

“My first thought was, who am I to teach?”

– Mary Kate McDevitt, Skillshare teacher with 50,000 students

WATCH VIDEO

I'm a Copywriter in a Digital Agency, I was searching for courses that'll help me broaden my skill set. Before signing up for Rob's.

[contact-form-7 404 "Not Found"]
TRUSTED BY OVER 6000+ STUDENTS

Join our community of students around,the world helping you succeed.

GET STARTED

 ¡APUESTA POR UNA 
 AROMATERAPIA DE CALIDAD!
 

Por 10€ al mes
(sin compromiso de permanencia)


 
close-link
Tu Carrito está Vacío
error: Content is protected !!