Menú Cerrar

Ceras

Cuando hablamos de Cosmética Natural Casera, inmediatamente pensamos en aceites y mantecas vegetales, hidrosoles y aceites esenciales, olvidándonos a menudo de las ceras naturales, ideales para estabilizar emulsiones, cremas de textura o bálsamos solidificados y barras de labios.

Las ceras naturales son componentes esenciales en las formulaciones cosméticas debido a sus tres propiedades principales:

1.  Son agentes de textura: espesan o incluso endurecen los preparados y aumentan su cremosidad.

2.  Gracias a su efecto filmógeno, alisan y suavizan la piel formando una película protectora que retrasa la evaporación del agua y, por tanto, la pérdida de humedad de la piel.

3.  Facilitan la formación y la resistencia de emulsiones (mezclas de fases acuosas y oleosas), preferentemente en combinación con un emulsionante (las ceras por sí solas tienen poco poder emulsionante). Enriquecen y estabilizan las emulsiones.

Estas propiedades las hacen particularmente útiles en las siguientes aplicaciones:

• Bálsamos.
• Barras, lápices labiales y otros productos de maquillaje: rímel, delineador de ojos, lápices…
• Cremas, especialmente preparaciones ceradas y «cold-creams» (cremas frías).
• Velas de masaje y clásicas.

Existen diferentes tipos de ceras: ceras de origen animal, como la cera de abejas. O ceras de origen vegetal, como la cera de arroz o de carnauba. Estas últimas tienen un poder emulsionante menor.


error: Content is protected !!