La Unción, Unión Sagrada con Dios

Esta práctica no es muy común ni conocida en nuestra época, a pesar de formar parte desde siempre de los rituales religiosos cristianos. Históricamente, también otras culturas la han empleado, desde Mesopotamia, Egipto, Siria y Persia hasta los Hebreos. No es algo único o exclusivo de los cristianos.

Unción viene del latín unctio, a su vez de ungere -ungir-. “Ungir” según el Diccionario de la R.A.E. significa:
“(Del lat. ungere).

  1. tr. Aplicar a algo aceite u otra materia pingüe, extendiéndola superficialmente.
  2. tr. Signar con óleo sagrado a alguien, para denotar el carácter de su dignidad, o para la recepción de un sacramento”.

En el contexto del cristianismo, consiste en derramar aceite sagrado sobre una persona o una cosa con el fin de santificarla, de impregnarla de la Gracia de Dios.

Ya en el Génesis, cuando Jacob tiene su sueño premonitorio y se le muestra la escalera que sube hacia Dios, vemos una primera consagración de algo inerte y sin valor, en una estela que marca el lugar donde reside Dios (Génesis 28:16-19):

… Al despertar Jacob de su sueño, pensó: “En realidad el Señor está en este lugar, y yo no me había dado cuenta”. Y con mucho temor añadió: “¡Qué asombroso es este lugar! Es nada menos que la casa de Dios; ¡es la puerta del cielo!

… A la mañana siguiente Jacob se levantó temprano, tomó la piedra que había usado como almohada, la erigió como una estela y derramó aceite sobre ella. En aquel lugar había una ciudad que se llamaba Luz, pero Jacob le cambió el nombre y le puso Betel.

(*Nota: Betel significa “la casa de Dios”)

Esta tradición se perpetúa y se ungen altares, edificios y también objetos empleados en el culto y los rituales. Pero el aceite de la consagración es santo, y requiere de una preparación especial, no siendo apto para su uso profano (Éxodo 30:22-33)…

El Simbolismo de la Unción

La unción simboliza el espíritu de Yahveh, propaga su Luz viva, de algún modo, infunde su espíritu vivo a la materia.

Por eso muchos pueblos vierten aceites en sus piedras conmemorativas, tal como hizo Jacob después de su sueño con la piedra que le había servido de almohada.

La aplicación de un aceite santo sobre la cabeza otorga el valor de consagración a la persona que lo recibe, siendo su uso habitual en la consagración de sacerdotes y reyes (Salmos 45:8).

También la unción se aplica a enfermos y moribundos. Se realiza con el aceite santo consagrado a tal fin. No es igual que la aplicación de aceites perfumados con fines higiénicos o estéticos, que también se realiza habitualmente en todo Oriente.

En el pueblo de Israel, las tres grandes funciones de profeta, rey y sacerdote, se consagran con el aceite santo. El Mesías, el Ungido por excelencia, acumula todas esas funciones (Hebreos 1:9, Isaías 611:1, Lucas 4:18).

La infusión del Espíritu en la ceremonia de la consagración del santo óleo es la que hace que se transforme una sustancia convencional (aceite perfumado) en una manifestación espiritual de la Gracia Divina (al igual que sucede con la consagración del pan y el vino usados en la Eucaristía).

Las unciones se realizaban con cantidades importantes de aceite, como podemos ver en la unción de Aarón (Salmos 133:2), y manifestaban físicamente el efecto del descenso del Espíritu Santo.

De forma resumida, en el Antiguo Testamento, los principales usos de la unción eran:

  • Los sacrificadores y objetos de culto (aceite de la unción de Moisés).
  • Los reyes (aceite de oliva empleado en el nombre de Dios).
  • Algunos profetas (como Eliseo, simbolizado por el manto de Elías al transmitirle su espíritu).
  • La curación de los leprosos (ritual especial donde se incluye sacrificio de aves y mezcla de plantas, sangre, además de purificación previa y sacrificios posteriores).
Fuente: Extraído del libro Aromaterapia Sagrada, Enrique Sanz Bascuñana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

“My first thought was, who am I to teach?”

– Mary Kate McDevitt, Skillshare teacher with 50,000 students

WATCH VIDEO

I'm a Copywriter in a Digital Agency, I was searching for courses that'll help me broaden my skill set. Before signing up for Rob's.

[contact-form-7 404 "No encontrado"]
TRUSTED BY OVER 6000+ STUDENTS

Join our community of students around,the world helping you succeed.

GET STARTED

 OFERTA 3 X 2 
 EN TODAS LAS FÓRMULAS 
 DE AROMATERAPIA
 

¡Elige 3 y Paga SÓLO 2!
(gratis la de menor importe, oferta por tiempo limitado)


 
close-link
Tu Carrito está Vacío