Hipotiroidismo: los Aceites Esenciales e Hidrolatos que Ayudan

El hipotiroidismo constituye un trastorno de la glándula tiroides. Situada en la base del cuello, esta pequeña glándula endocrina con forma de mariposa, se encarga de sintetizar las hormonas que desempeñan un papel esencial en el funcionamiento del metabolismo básico: la tiroxina y la tri-yodotironina, comúnmente conocidas como T4 y T3.

La producción de estas hormonas por parte de la glándula tiroidea es, a su vez, estimulada por la TSH (tiroestimulina), otra hormona sintetizada por la hipófisis. Cuando una persona presenta hipotiroidismo, significa que la glándula tiroides ya no segrega suficientes hormonas T3 y T4, lo que a su vez aumenta el nivel de TSH para estimular esta producción. Esta deficiencia de T3/T4 conduce a una importante ralentización del metabolismo basal.

Los síntomas del hipotiroidismo varían enormemente de una persona a otra (en algunos casos los síntomas son inexistentes), pero algunos de los más comunes son: el aumento de peso inexplicable, el aumento de la sensibilidad al frío, la fatiga profunda y crónica, la ralentización del ritmo cardíaco, el estreñimiento, los ciclos menstruales irregulares, los trastornos del humor, que pueden conducir a la depresión, el dolor de las articulaciones y los calambres, la caída del cabello y, en ocasiones, la aparición de un bocio en la base del cuello.

Las causas de esta afección pueden ser múltiples, y el riesgo de desarrollar hipotiroidismo aumenta con la edad (se calcula que el 10% de las personas se ven afectadas después de los 60 años, sobre todo las mujeres).

Si la glándula tiroidea no funciona correctamente, el hipotiroidismo se denomina primario, pero si el desorden está relacionado con un trastorno hipotálamo-hipofisario, se denomina «insuficiencia tirotrópica» o hipotiroidismo secundario.

En general, los factores de riesgo que pueden favorecer esta patología endocrina son: una carencia de yodo (poco frecuente en los países desarrollados, ya que la sal de mesa está enriquecida con yodo), la enfermedad autoinmune de Hashimoto (la glándula tiroidea es destruida progresivamente por el sistema inmunitario), ciertos medicamentos (litio, amiodarona) y el tratamiento con yodo radiactivo (para tratar el hipertiroidismo, en particular la enfermedad de Graves-Basedow), ciertos alimentos goitrógenos (soja, verduras crucíferas, mijo, cacahuetes…), los antecedentes familiares. En algunos casos, esta patología puede ser congénita, es decir, estar presente desde el nacimiento y provocar graves trastornos de crecimiento y desarrollo del niño si no se trata.

En un plano más sutil, la forma de la tiroides, la mariposa, es un símbolo de metamorfosis, de maduración. Así, los desequilibrios tiroideos pueden estar relacionados con la imposibilidad de decir o hacer lo que uno desearía, la sensación de no realizarse plenamente, lo que puede provocar bloqueos emocionales, como la frustración. La lección de vida de la mariposa nos invita a pasar cada página de nuestra vida conscientemente, y a dejar emerger y expresar los deseos más profundos.

En los adultos, el hipotiroidismo no tratado puede tener graves consecuencias para la salud, como el mixedema (hinchazón de la cara), y puede provocar un coma en las situaciones más críticas. Afortunadamente, esta complicación se ha convertido en algo excepcional en nuestros días.

>>  Hipotiroidismo

AE de Mirto verde, Myrtus communis QT cineol: 6 ml
AE de Clavo, Eugenia caryophyllus: 1,5 ml
AE de Hinojo marino, Crithmum maritimum: 1,5 ml
Aceite vegetal de Almendra dulce: 21 ml

Preparación: en un frasco de vidrio tintado de 30 ml equipado con cuentagotas, verter los aceites esenciales en las cantidades indicadas, completar el resto del frasco con el aceite vegetal.

Empleo:

●  Masajear delicadamente con esta mezcla la base del cuello, 2 veces al día. Es posible completar esta fórmula administrando 1 gota de AE de Mirto verde por vía oral sobre un soporte neutro (aceite vegetal, miel…) durante 3 semanas, realizando a continuación una pausa de 1 semana y renovando la toma después de esta pausa.

●  Por vía interna, los hidrolatos de Canela de Ceilán (Cinnamomum verum) y de Mirto verde (Myrtus communis cineoliferum), también son interesantes para despertar el conjunto de las funciones del organismo y regular la tiroides. Tomar 1 cucharada sopera de la mezcla (a partes iguales) en un vaso de agua por la mañana en ayunas, durante 40 días.

Precauciones:

●  AE de Clavo: dermocáustico, utilizar en pequeñas cantidades y siempre diluido. Utilización durante un corto período de tiempo. Desaconsejado para niños y mujeres embarazadas.

●  AE de Hinojo marino: puede ser irritante, diluir al 20% máximo. Desaconsejado para mujeres embarazadas y los niños menores de 6 años. Utilizar en curas de corta duración. La vía oral está reservada a los terapeutas.

Para saber más sobre Aromaterapia y el uso de los Aceites Esenciales…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

“My first thought was, who am I to teach?”

– Mary Kate McDevitt, Skillshare teacher with 50,000 students

WATCH VIDEO

I'm a Copywriter in a Digital Agency, I was searching for courses that'll help me broaden my skill set. Before signing up for Rob's.

Error: Formulario de contacto no encontrado.

TRUSTED BY OVER 6000+ STUDENTS

Join our community of students around,the world helping you succeed.

GET STARTED

 OFERTA 3 X 2 
 EN TODAS LAS FÓRMULAS 
 DE AROMATERAPIA
 

¡Elige 3 y Paga SÓLO 2!
(gratis la de menor importe, oferta por tiempo limitado)


 
close-link
Tu Carrito está Vacío