Los Beneficios del Dúo Aceites Esenciales & Yoga

La práctica regular del yoga nos aporta beneficios, tanto para la salud, como para el bienestar (equilibrio cuerpo-mente). Su eficacia es ampliamente reconocida.

Se sabe que mejora la calidad del sueño, la calidad de vida frente al cáncer, limita los tratamientos para el asma (aumenta la capacidad pulmonar y cardiorrespiratoria), los trastornos cardiovasculares. Además, ayuda a combatir eficazmente el estrés y la ansiedad y refuerza los tratamientos de los trastornos musculo-esqueléticos. Facilita la relajación mental y muscular, mejora la flexibilidad del cuerpo, la concentración y la atención.

El yoga actúa sobre el cuerpo mediante la producción de sustancias neuronales implicadas en nuestro bienestar. Se utiliza para «bajarnos» por unos instantes de la agitación de nuestras vidas, para acompañar períodos de estrés intenso: profesional, familiar o relacionado con problemas de salud. El yoga puede ayudarnos a manejar nuestras limitaciones diarias y a mantenernos saludables.

Esta disciplina es adecuada para los niños, los ancianos, las personas estresadas, las saludables, las mujeres embarazadas, los deportistas… Su práctica se basa en ejercicios de respiración, estiramientos, flexiones y torsiones. Entrena la perseverancia y la concentración.

Ambos enfoques, yoga y aromaterapia, parecen, a simple vista, tener nada en común. No obstante, se pueden combinar. Esta asociación potencia los efectos de cada uno de ellos por separado.

Métodos de Aplicación de los Aceites Esenciales Asociados a la Práctica del Yoga
Difusión Atmosférica (activa o pasiva)

Los aceites esenciales difundidos durante la práctica del yoga, crearán una atmósfera calmante, relajante o dinámica, y si es necesario mejorarán la respiración.

La difusión activa se realiza con un difusor eléctrico. De 10 a 20 gotas de aceite esencial pueden ser suficientes (adaptar el número de gotas a la duración de la difusión y a las dimensiones de la estancia).

Si la difusión atmosférica activa no es posible, la difusión pasiva es accesible para todo el mundo. Para ello, es suficiente con verter 1 o 2 gotas del aceite o mezcla de aceites en la esterilla o sobre la ropa. Esto crea una «burbuja aromática» con un efecto olfativo.

Los estudios validan la acción calmante y relajante de los aceites esenciales difundidos en la atmósfera o inhalados, incluso por personas con pérdida parcial o completa del sentido del olfato. Actúan directamente a través del cerebro.

Algunos de los AE indicados para la difusión/olfacción son: Lavanda, Petitgrain bigarade (hojas), Nerolí (flores), Naranja dulce (cáscara), Bergamota (cáscara), Pomelo (cáscara), Lemongrass, Verbena exótica, Eucalipto radiata, Ravintsara, Mirra, Sándalo, Limón (cáscara), Cedro del Atlas, Pachuli, Nardo del Himalaya, Saro, Mejorana…

Masaje

Los aceites esenciales aplicados sobre la piel, diluidos en un aceite vegetal, permiten:

●  Prepararse para los estiramientos y las posturas, suavizando los músculos.
●  Recuperarse más rápidamente y anticiparse al dolor.
●  Aportar un bienestar, un confort o una relajación inmediatos.
●  Favorecer la meditación o la concentración.
●  Favorecer una buena respiración.

Todos los AE indicados para la difusión atmosférica, lo son también para la aplicación cutánea (diluidos y teniendo en cuenta las contraindicaciones particulares de cada uno). La elección se realizará dependiendo de nuestro objetivo (calmante, relajante, respiratorio…). La misma mezcla puede emplearse antes y después de las sesiones.

Baño Aromático

Los aceites esenciales diluidos en un dispersante para el baño (leche entera líquida o en polvo, sales, solubol…), permiten recuperarse físicamente más rápido y prevenir los dolores y las molestias relacionados con la práctica del yoga.

¿Cuándo utilizar los Aceites Esenciales?

●  Antes de la sesión de yoga para facilitar la relajación mental, relajar los músculos, favorecer una buena respiración…

●  Durante la sesión para mantener la relajación y una buena respiración.

●  Después de la sesión para contribuir a la recuperación (evitar los calambres y aliviar el dolor). Todos los músculos han trabajado y pueden aparecer ligeros dolores y molestias.

Al finalizar la práctica, no olvides limpiar tu alfombrilla antes de guardarla. Para ello, puedes pasar una esponja en la que previamente hayas vertido 1 o 2 gotas de un aceite esencial purificante, o rociando una mezcla de aceites esenciales de tu elección.

Para saber más sobre Aromaterapia y el uso de los Aceites Esenciales…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

“My first thought was, who am I to teach?”

– Mary Kate McDevitt, Skillshare teacher with 50,000 students

WATCH VIDEO

I'm a Copywriter in a Digital Agency, I was searching for courses that'll help me broaden my skill set. Before signing up for Rob's.

[contact-form-7 404 "Not Found"]
TRUSTED BY OVER 6000+ STUDENTS

Join our community of students around,the world helping you succeed.

GET STARTED

 ¡APUESTA POR UNA 
 AROMATERAPIA DE CALIDAD!
 

Por 15€ al mes
(sin compromiso de permanencia)


 
close-link
Tu Carrito está Vacío