Aceites Esenciales y Pausa Terapéutica

El universo de los aceites esenciales es vasto y fascinante. Es innegable que su empleo ofrece importantes beneficios terapéuticos. Sin embargo, es crucial comprender los riesgos potenciales asociados al uso excesivo o prolongado de estos preciosos extractos naturales.

Vamos a adentrarnos en el corazón de la «pausa terapéutica» y a explorar por qué es fundamental a la hora de utilizar aceites esenciales, sea cual sea la vía de aplicación.

CONSEJOS PARA UNA BUENA PRÁCTICA DE LA AROMATERAPIA:

●  Dilución apropiada: en la mayoría de los casos, los aceites esenciales se administran diluidos. Esto reduce el riesgo de irritación y garantiza un empleo seguro.

●  Dosis precisa: deben respetarse siempre las dosis recomendadas, ya que los aceites esenciales son muy concentrados.

●  Duración del tratamiento: debe respetarse el tiempo de tratamiento para evitar posibles riesgos de toxicidad.

●  Calidad de los aceites: utilizar únicamente aceites esenciales BIO de alta calidad, puros y 100% naturales, para garantizar su eficacia y su seguridad.

Los Riesgos de un Uso Continuado de los Aceites Esenciales

El objetivo de cualquier tratamiento, ya sea a base de aceites esenciales, Fitoterapia o incluso medicina alopática, es proporcionar el máximo efecto terapéutico con el mínimo de efectos tóxicos.

Sin embargo, cuando un tratamiento se utiliza sin interrupción, existen una serie de riesgos para el organismo (sí, incluso con los aceites esenciales):

●  Acostumbramiento: el cuerpo se volverá perezoso, confiando en que la molécula o moléculas activas hagan el trabajo por él.

●  Sobrecarga del organismo: recuerda establecer pausas en el empleo de los AE para permitir que el organismo elimine los activos.

●  Disminución de la eficacia del tratamiento porque el cuerpo se ha habituado a él. Para evitarlo, recuerda cambiar de aceite esencial.

La sobredosificación es un verdadero peligro en Aromaterapia, ya que existen fuertes riesgos de intoxicación del hígado, de los riñones, neurológicos, de irritación cutánea… y sea cual sea la dosis, ¡incluso en Cosmética!

Ignorar estos riesgos, puede tener consecuencias nefastas para la salud. Por lo tanto, ES ESENCIAL TENER EN CUENTA LOS RIESGOS QUE PUEDEN DERIVARSE DE ESTA PRÁCTICA.

Los aceites esenciales son extremadamente concentrados, incluso una pequeña cantidad puede tener un impacto significativo sobre el organismo (especialmente por vía interna).

Algunos de los efectos secundarios más comunes son los problemas gastrointestinales, como ardor de estómago, náuseas y diarrea. Además, el uso continuado puede provocar una sensibilización a los aceites esenciales, o, dicho de otro modo, que el organismo se vuelve cada vez más reactivo a estas sustancias.

Comprender la Pausa Terapéutica

La pausa terapéutica es un concepto clave en Aromaterapia. Reviste una importancia crucial para garantizar la seguridad y la eficacia del uso de aceites esenciales durante periodos prolongados, ya que su empleo puede ser acumulativo. Por lo tanto, incluso el uso cosmético NO es inocuo.

Sin esta «ventana terapéutica», se corre el riesgo de saturar el organismo y no poder volver a utilizar el aceite esencial en cuestión.

La pausa terapéutica puede definirse como un periodo de descanso planificado durante el cual se suspende el uso de aceites esenciales. Esta pausa tiene por objeto prevenir los riesgos potenciales asociados al uso continuado, así como permitir que el organismo se recupere y “resetee” su sensibilidad a los aceites esenciales (al eliminar las moléculas activas).

La duración de la pausa terapéutica puede variar en función de las necesidades individuales, la frecuencia de uso de los aceites esenciales y el tipo de aceites utilizados.

VENTAJAS IMPORTANTES DE LA PAUSA TERAPÉUTICA:

●  Prevención de reacciones indeseables: al suspender temporalmente el uso de aceites esenciales, se reduce el riesgo de desarrollar reacciones adversas o una sensibilización.

●  Mantenimiento de la eficacia: al evitar el uso continuado, los aceites esenciales conservan su eficacia a largo plazo. El organismo no se “acostumbra” a sus efectos.

●  Equilibrio y seguridad: la pausa terapéutica ayuda a mantener un equilibrio en el empleo de los aceites esenciales, favoreciendo la seguridad y garantizando el máximo bienestar.

Poner en práctica una pausa terapéutica es sencillo, pero requiere planificación y conocer tus necesidades individuales. A continuación, te explicamos cómo puedes hacerlo:

●  Planifica la pausa: determina la duración de tu pausa en función del uso que hagas de los aceites esenciales. Si padeces dolores crónicos, por ejemplo, te convendrá seguir un ciclo de 3 semanas, seguido de una pausa de 1 semana. Si estás atravesando un periodo de estrés intenso, puedes establecer un ritmo de 5 días de uso y 2 días de descanso. Todo dependerá de tus necesidades.

●  Sé constante: respeta el período de descanso previsto, incluso si no notas inmediatamente ningún efecto indeseable. La prevención es esencial.

●  Opta por otros métodos: durante el descanso, explora otros métodos de bienestar, como la meditación, la relajación, los masajes, las infusiones…

Las pausas terapéuticas con los aceites esenciales son una parte esencial del uso seguro y eficaz de estas preciosas sustancias. Ayudan a prevenir posibles riesgos y a preservar su eficacia a largo plazo

No olvides que la seguridad es siempre lo primero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

“My first thought was, who am I to teach?”

– Mary Kate McDevitt, Skillshare teacher with 50,000 students

WATCH VIDEO

I'm a Copywriter in a Digital Agency, I was searching for courses that'll help me broaden my skill set. Before signing up for Rob's.

Error: Formulario de contacto no encontrado.

TRUSTED BY OVER 6000+ STUDENTS

Join our community of students around,the world helping you succeed.

GET STARTED
Tu Carrito está Vacío